Buscar
  • consultoragibli

Tipos de Inyectores Diésel y cómo cuidarlos

Uno de los componentes principales del sistema de inyección de combustible, es el inyector. Conocer su función, qué tipos de Inyectores Diésel existen en el mercado y cómo puedes cuidarlos, es fundamental para que le puedas dar mejor vida útil al motor de tu vehículo de carga pesada.



Todo motor requiere de que el sistema de inyección de combustible funcione de forma correcta, para esto necesita que el inyector, encargado de pulverizar de manera homogénea el combustible hacia la cámara de combustión, esté en perfecto estado y funcionamiento.


Existen dos tipos de inyección: la inyección directa y la indirecta. La diferencia entre ambos tipos de inyección, es que en el sistema la inyección directa (utilizada para motores Diésel), se inyecta el carburante en la cámara de combustión, mientras que los sistemas de inyección indirecta lo hacen fuera de la cámara de combustión.

Una de las ventajas principales de la inyección directa es que es un sistema más eficiente que la indirecta, ya que ofrece ahorro de combustible y mejora el rendimiento del motor. Esto es posible gracias a que los inyectores diésel de un sistema de inyección directa, están integrados directamente sobre el cilindro, por lo tanto, el combustible que dosifica el inyector entra directamente a la cámara de combustión del motor.


Tipos de inyección directa

Existen dos tipos de inyección directa y se dividen en función del método que utilizan para su funcionamiento:


1. Método Common-rail

Este método es un sistema electrónico de inyección de combustible. En este sistema, el carburante del tanque es succionado hacia la bomba de alta presión, la cual lo bombea a alta presión hacia el conducto común, que actúa de acumulador y se encarga de mandar el combustible a los cilindros a través de los inyectores, los cuales están controlados mediante electroválvulas por la unidad de control electrónica (ECU).


2. Método Bomba-Inyector

Este método refiere al sistema de inyección en el que cada cilindro dispone de una bomba y de un inyector. La alta presión que se genera directamente en cada cilindro evitando las tuberías y consiguiendo mayores presiones.


Averías de los inyectores

Una notable reducción de potencia y un aumento significativo en el consumo de combustible, son señales inmediatas de que hay daños en los inyectores, los cuales están directamente relacionado con las prestaciones y la vida útil del motor, además del consumo de combustible.

En caso de que tu motor se base en el método bomba-inyector, y la avería esté localizada en un solo inyector, sólo habrá que cambiar ese en particular, ya que el resto no estarán afectados. Sin embargo, en los sistemas common-rail, se recomienda reemplazar la totalidad de los inyectores para asegurar la protección y equilibrado del motor.


Cuándo cambiar los inyectores

En caso de que haya desgaste u oclusión de uno o más inyectores, lo cual se manifiesta cuando el vehículo da tirones y desprende un olor a combustible puro. Si el problema es detectado a tiempo, se puede optar por una limpieza de los inyectores, antes de cambiar definitivamente el o los inyectores dañados.

Otra causa para cambiar los inyectores es que el sistema se atasque de forma permanente y quede abierto. En ese caso el vehículo expulsará humo negro y las bujías estarán impregnadas de combustible.

Cómo evitar el daño de los inyectores y evitar su reemplazo


  1. Realizar el mantenimiento preventivo y predictivo según los plazos recomendados por el fabricante.

  2. No apurar el depósito de combustible por debajo de una cuarta parte del estanque. Esto con el fin de evitar que los sedimentos del combustible entren en el circuito.

  3. Utilizar combustible de calidad y procedencia conocida. En caso de equivocarse, vaciarlo inmediatamente y purgar el circuito.

  4. Utilizar aditivos limpia-inyectores para prevenir obstrucciones. Utilizar los recomendados por el fabricante.

254 visualizaciones0 comentarios