Buscar
  • Masterpower

Sistema Common Rail: ¿qué es y cómo funciona?



Si deseas mejorar el funcionamiento de tu flota de vehículos, necesitarás actualizarte con los diferentes avances que han sucedido en la industria automotriz. Uno de ellos es el sistema Common Rail, tecnología indispensable para el mejor rendimiento del motor diésel.


¿Por qué razón? Este concepto (rendimiento) depende de la eficiencia de la combustión en el interior del cilindro.


El mecanismo ideal para realizar este proceso consiste en utilizar inyectores para pulverizar el combustible con la finalidad de quemar la mayor cantidad. Es en esta operación donde se hace presente el sistema Common Rail.

¿Qué es Common Rail?

Esta tecnología consiste en realizar una pulverización del combustible mucho mayor a la conseguida por los sistemas tradicionales. Su objetivo es optimizar el proceso de inflamación de la mezcla de aire y carburante al comprimirse en los motores logrando un mejor resultado.


El origen de este sistema se remonta a finales de la década del 70 cuando el alemán Robert Huber creó el primer modelo. Tiempo más tarde, Marco Raen se encargaría de perfeccionar su funcionamiento. De esta forma, el vehículo que incorporó esta tecnología por primera vez fue el camión Hino Rising Ranger, producido en Japón en el año 1995.

A pesar de esto, fue en 1997 cuando la alianza conformada por las firmas FIAT, Magneti Marelli, Elasis y en última instancia Bosch, realizó el lanzamiento del primer sistema Common Rail con control electrónico a través del vehículo Alfa Romeo 156 2.4 JTD. El proyecto permitió posteriormente la masiva creación de vehículos con este sistema en el mercado, con continuas mejoras hasta la actualidad.


¿Cómo funciona?

El funcionamiento del sistema Common Rail puede describirse de la siguiente forma: en primer lugar, el combustible es almacenado a baja presión en el tanque.

Luego, este combustible fluye por medio de una bomba de transferencia a una bomba de alta presión. La bomba que recibe el combustible, a su vez, lo envía al carril común (de ahí el nombre Common Rail) para que finalmente, los inyectores pulvericen el combustible dentro del cilindro.


En general, la bomba de alta presión envía el combustible hacia los inyectores a una presión que varía entre los 250 y 2500 bares, según los requerimientos de cada vehículo.

Beneficios para el motor diésel

Este sistema de inyección de combustible es controlado por la centralita electrónica, permitiendo realizar pre-inyecciones y post-inyecciones que aportan diversos beneficios como alcanzar un mejor rendimiento del motor y reducir el ruido que emite.


También, el sistema Common Rail permite un proceso de inyección más puro y eficiente provocado por las cortas distancias de pulverización y su tipo de inyección múltiple.

Esto provoca beneficios como que el motor diésel alcance mayor potencia y reduzca su nivel de gases contaminantes emitidos hacia el medio ambiente, principalmente de hidrocarburos, óxidos de nitrógeno y monóxido de carbono.


Debido a esto, en la actualidad, cerca del 70% de los vehículos que cuentan con un motor diésel tienen incorporado esta herramienta.

Ahora bien, para que este sistema ofrezca su mayor rendimiento se necesita que los sensores del vehículo se encuentren al día y también, es importante que el turbo del motor diésel se encuentre en óptimas condiciones, ya que es este el componente que comprime los gases que fluyen hacia el motor, logrando de esta forma, una mezcla de mayor calidad, pudiendo aumentar el nivel de combustión y a su vez, conseguir mayor potencia.


Con esta información, ya puedes comprender la importancia y beneficios que tiene el sistema Common Rail en el funcionamiento de tus vehículos con motores diésel.

Fuentes de información (URLs) (1)

  1. www.motor.es/que-es/inyectores


440 visualizaciones0 comentarios