Buscar
  • consultoragibli

¿Qué es DPF o filtro de partículas?

Debido a los cambios en las regulaciones de emisiones de gases, los DPF o filtro de partículas, son cada vez más comunes e incluso indispensables en todo vehículo diésel que transita hoy en día en ciudades y carreteras. Qué es un DPF, cómo funciona y cómo detectar daños, te lo contamos a continuación.




El DPF o filtro de partículas es un dispositivo ubicado en el tubo de escape y su objetivo es retener todas las partículas sólidas generadas por los motores diésel.


Para eliminar las partículas, el DPF realiza un proceso de regeneración, donde se encarga él mismo de incinerar las partículas sólidas acumuladas, reduciendo de esta manera el nivel de emisiones contaminantes. Es por esto que su función es tan importante.


Debido a la entrada en vigencia de las normas Euro 5 y 6b (en septiembre de este año), los DPF en los tubos de escape de automóviles diésel tienen que tener sistemas más sofisticados de filtro para cumplir con las restricciones que son cada vez más exigentes. Así también los sistemas de filtro de los autos de gasolina, han comenzado a asimilarse a la de los motores diésel para cumplir con el estándar.


¿Dónde se encuentra?¿Cómo funciona?


El filtro de partículas se encuentra en la línea de escape, colocado justo después del catalizador. Su estructura de celdas permite retener las partículas sólidas de carbonilla. Cuando la centralita del motor detecta que el filtro ya está lleno, activa el ciclo de regeneración.


En el ciclo de regeneración se aumenta la temperatura de los gases de escape a unos 600°C, realizando una inyección especial en la cámara de combustión, lo cual se denomina como postinyección.


El aumento de la temperatura ayuda a que la carbonilla se queme convirtiéndose en gas y atravesando así, las paredes del filtro dejándolo vacío. Este proceso tiene que funcionar de manera regular para evitar la saturación del DPF.


¿Por qué se puede saturar mi DPF?


Esto se puede originar por distintas razones:

  • Tasa excesiva de partículas generadas por el motor.

  • Calidad del combustible.

  • Calidad del aceite.

  • Estilo de conducción.

  • Mala reubicación del DPF en el sistema de escape luego de una mantención.


En los vehículos donde se conduce durante poco tiempo o a bajas revoluciones como al interior de una mina por ejemplo, el proceso de regeneración no se logrará hacer por completo. En ese caso, una luz de advertencia aparecerá en el tablero indicando que el DPF está saturado. Si no se limpia el filtro en ese momento, el hollín o carbonilla se seguirá acumulando afectando a otras áreas del vehículo, encendiendo nuevas luces de advertencia. El vehículo se pondrá en modo “precaución” provocando una despotencia, es decir, una reducción obligada de la velocidad.


Para evitar lo anterior, es crucial utilizar lubricantes de calidad de preferencia “LOW SAPS” y llevar a mantenimiento tu vehículo en caso que la luz del tablero se encienda, la limpieza del filtro es una solución rápida y efectiva y mucho más económica que el reemplazo completo del filtro.


 

Conocer el motor de tu vehículo de carga pesada te ayudará a saber qué hacer para aumentar su vida útil, prevenir daños y fallas, y qué hacer cuando éstas se presenten.

962 visualizaciones0 comentarios