Buscar
  • Masterpower

Insuficiencia de lubricación del turbo: lo que debes saber para prevenirla

Actualizado: 17 ene

Existen diversos factores que pueden influir directamente en el funcionamiento y vida útil del turbocompresor. Conocer cada uno de ellos te ayudará a no tomar una decisión apresurada -como cambiar el turbo defectuoso- y no eliminar la causa real del problema.


Uno de los factores principales que afecta al rendimiento y genera averías al turbo, es la insuficiencia de lubricación. A continuación te contamos las posibles causas que pueden estar afectando a la correcta lubricación de tu flota de vehículos de carga pesada, y por ende, dañando al turboalimentador.




1. Tuberías o flexibles obstruidos y/o dañados


Los conductores del aceite lubricante deben estar en perfectas condiciones para que la lubricación del turbocompresor sea eficiente. Curvaturas excesivas, aplastamientos, obstrucciones por un uso de material de mala calidad o por la presencia de impurezas antes de la instalación en el vehículo, entre otros factores, pueden causar problemas en la lubricación, ya que no conducen el aceite lubricante de forma adecuada hasta el turboalimentador.


2. Aplicación del pegamento, silicona o cinta para sellar roscas


No se recomienda usar estos elementos en cañerías por las cuales fluirá el aceite lubricante, ya que pueden acabar obstruyendo total o parcialmente el conducto. Esto se puede dar por un uso inadecuado de estos materiales, o por los propios residuos que pueden llegar a “desprenderse” con el tiempo.


3. Baja presión de lubricación


El desgaste natural de los componentes, obligatoriamente terminará generando de forma progresiva, una pérdida de la presión de lubricación.


Cada vez que se hace una sustitución del turbo, se debe hacer la medición de esa presión (estando el motor en su temperatura ideal de trabajo). El resultado debe estar conforme a las especificaciones del fabricante del motor. Si no alcanza esa especificación, se debe atender esa señal, el desgaste ya llegó a un nivel que requiere una manutención más cuidadosa y que elimine el factor que estaría afectando esta pérdida de presión.


4. Exceso de temperatura


El trabajo en temperaturas excesivas causa la modificación de las propiedades de los materiales, lo que incluye el aceite lubricante. Las altas temperaturas pueden generar que el lubricante pierda sus propiedades y no ejerza la perfecta función de lubricación.


Las temperaturas pueden elevarse por problemas en el sistema de enfriamiento del motor, regulación de la bomba inyectora, o anomalías en el sistema de inyección electrónica, inyectores defectuosos.


5. Cuidados al encender y apagar el motor


La lubricación es realizada por la bomba del aceite, que solamente actúa cuando el motor está en funcionamiento. Es en esa condición que el aceite lubricante estará presurizado en todas las cañerías del motor, incluyendo el turbocompresor, el cual al estar más distante de la bomba de aceite, es el último en ser lubricado.


Cuando el motor está apagado, principalmente por un largo periodo, el aceite lubricante está depositado completamente en el cárter, mientras que los ductos se encuentran “vacíos”. Al dar el arranque será necesario permanecer en marcha lenta 30 seg. mínimo, para que el aceite lubricante alcance los ductos y galerías con el volumen y presión ideal. De esta manera se evita que el turboalimentador no alcance rotaciones elevadas en ese momento cuando la lubricación no es ideal.


Lo mismo ocurre al apagar el motor, el turboalimentador estará en altas rotaciones y si se apaga sin esperar los 30 seg. mínimo en marcha lenta, se cortará la alimentación del aceite lubricante dejando que siga “girando” sin recibir aceite lubricante.


6. Parada caliente


Al no respetar el lapso de 30 seg. de funcionamiento en marcha lenta antes de apagar el vehículo, además de generar el problema que contamos anteriormente, se genera lo denominado “parada caliente”, esto quiere decir que todo el calor que estaba contenido en la carcasa de la turbina, es transmitido para el conjunto central generando indicios de parada del cojinete radial en el eje, lo que puede llevar a atascar el sistema interno del turbo y por ende una falla grave del turbocompresor.


________________________


Que el turboalimentador reciba una correcta lubricación, es fundamental para darle un buen funcionamiento y por ende, mayor vida útil. En Master Power Chile queremos entregarte el soporte que tu flota necesita.


7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo