Buscar

Cuidado y mantenimiento de neumáticos: no te quedes parado a mitad de camino

Los neumáticos son un elemento fundamental de todo automóvil y camión. Invertir tiempo en su cuidado y mantenimiento, asegurará que tu vehículo de carga tenga un mejor rendimiento de combustible y un satisfactorio desempeño de los neumáticos.


A continuación te contamos 4 consejos prácticos para alargar la vida útil de tus neumáticos.


1. Mantén limpios tus neumáticos


Sea que andes en carretera rural o urbana, mantener tus neumáticos limpios ayudará a evitar el deterioro a causa del polvo de frenos, lo que termina dañando los neumáticos y ruedas, y aumentando la posibilidad de picaduras en la superficie.


Esto se debe a que cuando las pastillas de freno están en acción, el calor y la presión generan un desgaste natural, desarrollando polvo y tierra. Estas partículas al adherirse a la rueda y al no ser limpiadas, se terminarán oxidando con el tiempo y corroyendo el metal generando daños irreparables.


Limpiar periódicamente los neumáticos, también ayuda a eliminar piedras, arenillas u otros desechos que están en la superficie de la rueda y que pueden terminar entrando en la carcasa del neumático.


2. Mantén una presión de inflado adecuada


Para preservar la seguridad, ahorrar combustible y posibilitar un desarrollo óptimo de los neumáticos, es necesario tener siempre una presión de inflado adecuada. Para esto, es recomendable revisarlos frecuentemente, una vez al mes como mínimo o incluso cada dos semanas en caso de uso por largas distancias y carga pesada.


El nivel recomendado está dado por el fabricante del vehículo y aparece en el rótulo de información de éste o en el manual del propietario.


La evidencia de que hay una pérdida de aire o la recurrencia de la baja de presión, siempre requerirá de la inspección de un experto, para determinar si hay alguna fuente de fuga y para su futuro desmontaje en caso de ser necesaria una reparación.


Para evitar lesiones, es recomendable que nunca intentes volver a inflar un neumático que ha sido rodado mientras estaba severamente desinflado. Esto debido a que, la pérdida de aire continua, puede deberse a perforaciones, cortes, roces con la acera, impactos o desplazamiento parcial del talón, ruptura de éste por el uso de una herramienta mecánica, falta de lubricación o ajuste inadecuado y fuga del núcleo de la válvula o de los componentes de la válvula de caucho.


Sólo cuando se haya detectado el problema, el componente debe reemplazarse y/o cambiar el neumático.


3. Nunca usar neumáticos con capacidad de carga menor a la requerida


En caso de que tengas que cambiar tus neumáticos, debes asegurar que los neumáticos de reemplazo tengan una capacidad de carga igual o mayor que la especificada por el fabricante del equipo original.


4. Mantén la suspensión del Vehículo y la alineación de las ruedas, balancea y rota tus neumáticos


Es fundamental rotar los neumáticos según las recomendaciones del fabricante de tu vehículo de carga pesada. La falta de rotación, las piezas de la suspensión gastadas, el inflado bajo, el exceso de inflado, las ruedas desbalanceadas y la desalineación pueden causar vibración o desgaste irregular en los neumáticos.

 

Los neumáticos son fabricados para que puedas viajar miles de kilómetros sin problemas. Sin embargo, su vida útil dependerá del uso, carga y tipos de carretera recorrida. En Master Power te invitamos a seguir estos consejos prácticos, para asegurar aumentar al máximo su uso y obtener un excelente rendimiento.

 

FUENTES

Redecam

Goodyear


5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo